Archivo de la categoría: Mercado Australino

AULA CERO: empiezan los encuentros culturales

Aula Cero, el Centro de Producción Cultural de la Facultad de Comunicación de la  Universidad Austral, presenta por primera vez en la sede de Juan de Garay un encuentro entre el sabor y el saber.

En esta oportunidad, y como parte del repertorio de cursos, talleres y presentaciones organizadas junto a artistas y profesionales de primer nivel, la propuesta es un curso de cata de vinos organizado con la Bodega Goyenechea y dictado por la Escuela Argentina de Vinos. Además, para las degustaciones se contará con la presencia de los productos exclusivos de Época de Quesos.

Los encuentros se llevarán a cabo desde el 1° de septiembre y durante 6 jueves consecutivos, de 18:30 a 20:30, en el Restaurant VIP de la Universidad Austral (Av. Juan de Garay 125, Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

El arancel es de $350 (con descuentos para el personal de la Universidad) e incluye el material para la realización del curso y más de 18 degustaciones de productos de distintas bodegas.

La inscripción se podrá hacer enviando un mail a aulacero@austral.edu.ar y está sujeta a disponibilidad (30 participantes por curso)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Comunicación, Mercado Australino

El papel del periodista en el Juego de Poder

Por: Tomás Vidal

21 de julio de 2006

Primero lo primero, mi nombre es Tomás Vidal, y trabajo ya hace varios años en una revista de información político/económica que se llama Edición i (www.edicioni.com, para ubicarlos mejor es del mismo grupo que www.urgente24.com donde trabaja Matu Ventura), cubriendo política y intentando algo de periodismo de investigación.

La revista no es conocida, tira pocos ejemplares y apunta a un nicho bastante específico. En general siempre son notas largas, con mucho análisis. El objetivo, no siempre cumplido, la profundidad. Para hacerla corta, una revista que nunca leería Doña Rosa.

Yo no tengo la suerte, como Juan, de trabajar en un lugar (Perfil) que es como una especie de universidad práctica sobre la ética y las buenas formas del periodismo. Lo mío son conclusiones propias (y quizás equivocadas).

Basta de introducción. Primer axioma: el periodismo es participe necesario del Juego de Poder. Parece una verdad de Perogrullo. No, el periodista ES parte de la joda, nos guste o no. Es un actor más, de reparto, pero está en el escenario.

El sueño objetivista del periodista-cámara ya nadie lo cree, ya se ocuparon bien en la facultad de desmitificarlo. Pero existe una variante cómoda, políticamente correcta, y bien vista, que es la neutralidad.

En el Juego del Poder somos el referí.

El periodista es el juez de lo inmediato, como el pitido del pito, la nota es caliente, no hay replay, cámara con ángulo invertido, cámara lenta, telebeam o declaraciones en el tribunal de la FIFA.

La única ventaja que tenemos es que vemos desde más cerca y vemos cosas que desde la tribuna no. No es lo mismo estar 5 horas en la Cámara de Diputados mientras se vota la regulación de DNUs, que ver 45´ de resumen en la tele.

“Tarjeta señor jué”. Somos los defensores del fair play. Ahora, ¿Qué mierda es el fair play en e Juego del Poder?  Hay cosas que son más o menos fáciles: curro es roja directa.

Probar un delito de corrupción política en la justicia federal puede llevar años. ¿Condenarlo al tipo por las pruebas que uno puede conseguir en una semana de investigación? A veces los papeles demasiado claros. Otras no, pero el condicional siempre salva, la gente tiene derecho a saber que hay indicios suficientes de que el fulano está robando.

El estadio, el pueblo, no necesita un relator, necesita alguien que ordene el juego. Yo personalmente pienso que no me alcanza con ser un Niembro. ¿Por qué? Porque aunque los políticos jueguen como chicos, la pelota es la gente.

El caso en el que más y mejor trabajé en toda mi carrera fue Cromañón. Durante casi un año, seguí, casi todas las semanas, la investigación. Escuché a padres, abogados, técnicos, médicos, políticos, leí informes de bomberos (hasta 4 o 5 veces porque no entendia un carajo), etc. Y en un momento me convencí que el gobierno de la Ciudad, e Ibarra, eran responsables.

Y desde ese momento trabajé y publiqué muchas notas en donde fundamenté esa responsabilidad,   busqué expertos que explicaran,  busqué testimonios, traduje como pude informes técnicos, me esforcé en reconstruir las cadenas de responsabilidades. Y me dediqué a refutar las mentiras que a lo Goebbels escupía  de la estrategia de comunicación de Ibarra.

“Perdiste la objetividad”, me dijeron. No, objetivamente Ibarra era responsable. “Vendido, bombero”. No, el partido no era Ibarra Vs Macri; era Ibarra Vs la sociedad, o si quieren Vs los 193 papás, las 193 mamás.

Admito,  el riesgo a equivocarse está, el árbitro siempre es “el hijo de puta”, pero yo quiero ser Elizondo.  

Como decía el memorable Nimo: Por lo menos así lo veo yo!

Deja un comentario

Archivado bajo Mercado Australino

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Deja un comentario

Archivado bajo Mercado Australino