Un poco de todo

(agosto de 2008)

“Por ti lo haría mil veces” es la frase con la que termina Cometas en el Cielo, película recomendada (altamente) en la charla de café de hoy.

Por los amigos que son, por los que fueron, por los que se perdieron en el camino, por los que dejaron mala espina pero también el recuerdo de un cariño pasado… muchas copas en alto por todos ellos, ya que al día del amigo no le encontramos otro sentido que ser una excusa más para juntarse, como cualquier otra!

Ahora sí, me encanta charlar un café de viernes con dos australinos que propusieron sus temas para hoy; al mejor estilo “gentileza de la casa, el cafecito no te lo cobro”, que te regala un simpático de restaurant de provincia. Digo me encanta porque son escasos los aportes de otros australinos para las charlas de los viernes o los cafés de los lunes. Es una palabra gastada, pero brindemos por la “proactividad” australina tambien!

 

1- Expresso De Antueno 
Estimada Directora:
                           En altas horas de esta madrugada me encontraba realizando el test “Qué teletubbie eres?” en el Facebook cuando, para mi sorpresa, recibí un mail de mi sra. madre, vicepresidente en ejercicio de mi familia, en el que se adjuntaba el texto que os reenvío a continuación. El mismo, redactado por el prestigioso académico español Julián Marías (Q.E.P.D.), describe con destellos de acierto el carácter del argentino medio -medio idiota- desde la visión de los extranjeros. Según mi parecer, dicha descripción ameritaría una aparición en alguno de los tantos cafés con que nos suele deleitar su majestad. Tal como dijera alguna vez Karina Jelinek (filósofa contemporánea), lo “dejo a vuestro criterio”.
                        Esperando contar con vuestro apoyo, se despide atentamente,
                                  Lic. Martín de Antueno
                                 Desocupado Profesional

Una vez alguien le pidió a un filósofo español, Julián Marías, muy conocedor del pueblo argentino y de sus costumbres y, con un gran cariño por nosotros, que hablara de los argentinos, pero con visión desde fuera del bosque y de toda pasión…

Esto fue lo que dijo:

‘Los Argentinos están entre vosotros, pero no son como vosotros. No intentéis conocerlos, porque su alma vive en el mundo impenetrable de la dualidad.

Los Argentinos beben en una misma copa la alegría y la amargura. Hacen música de su llanto -el tango- y se ríen de la música de otro; toman en serio los chistes y de todo lo serio hacen bromas. Ellos mismos no se conocen. Creen en la interpretación de los sueños, en Freud y el horóscopo chino, visitan al médico y también al curandero todo al mismo tiempo. Tratan a Dios como ‘El Barba’ y se mofan de los ritos religiosos, aunque los presidentes no se pierden un Tedeum en la Catedral.

No renuncian a sus ilusiones ni aprenden de sus desilusiones. No discutáis con ellos jamás!!! Los argentinos nacen con sabiduría !!! Saben y opinan de todo!!! En una mesa de café y en programas de periodistas / políticos arreglan todo. Cuando los argentinos viajan, todo lo compara con Buenos Aires. Hermanos, ellos son ‘El Pueblo Elegido’ …por ellos mismos. Individualmente, se caracterizan por su simpatía y su inteligencia. En grupo son insoportables por su griterío y apasionamiento.

Cada uno es un genio y los genios no se llevan bien entre ellos; por eso es fácil reunirlos, pero unirlos… imposible. Un argentino es capaz de lograr todo en el mundo, menos el aplauso de otros argentinos. No le habléis de lógica. La lógica implica razonamiento y mesura. Los argentinos son hiperbólicos y desmesurados, van de un extremo a otro con sus opiniones y sus acciones. Cuando discuten no dicen ‘no estoy de acuerdo’, sino ‘Usted esta absolutamente equivocado’.

Aman tanto la contradicción que llaman ‘Bárbara’ a una mujer linda; a un erudito lo bautizan ‘Bestia’, a un mero futbolista ‘Genio’ y cuando manifiestan extrema amistad te califican de ‘Boludo’. Y si el afecto y confianza es mucho más grande, ‘Eres un Hijo de Puta’. Cuando alguien les pide un favor no dicen simplemente ‘Si’, sino ‘Como No’. Son el único pueblo del mundo que comienza sus frases con la palabra NO. Cuando alguien les agradece, dicen: ‘NO, de nada’ o ‘NO’… con una sonrisa.

Los argentinos tienen dos problemas para cada solución. Pero intuyen las soluciones a todo problema. Cualquier argentino dirá que sabe como se debe pagar la deuda externa, enderezar a los militares, aconsejar al resto de América latina, disminuir el hambre de África y enseñar economía en USA. Los argentinos tienen metáforas para referirse a lo común con palabras extrañas. Por ejemplo, a un aumento de sueldos le llaman… ‘Rebalanceo de Ingresos’, a un incremento de impuestos, ‘Modificación de la Base Imponible ‘ y a una simple devaluación, ‘Una Variación Brusca del Tipo de Cambio’. Un Plan Económico es siempre, ‘Un Plan de Ajuste’ y a una Operación Financiera de Especulación la denominan, ‘Bicicleta’.

Viven, como dijo Ortega y Gasset, una permanente disociación entre la imagen que tienen de si mismos y la realidad. Tienen un altísimo numero de psicólogos y psiquiatras y se ufanan de estar siempre al tanto de la última terapia. Tienen un tremendo súper ego, pero no se lo mencionen porque se desestabilizan y entran en crisis. Tienen un espantoso temor al ridículo, pero se describen a si mismo como liberados.

Son prejuiciosos, pero creen ser amplios, generosos y tolerantes. Son racistas al punto de hablar de ‘Negros o Judíos de mierda’ o ‘cabecitas Negras’.

LOS ARGENTINOS SON ITALIANOS QUE HABLAN EN ESPAÑOL, PRETENDEN SUELDOS NORTEAMERICANOS Y VIVIR COMO INGLESES, DICEN DISCURSOS FRANCESES Y VOTAN COMO SENEGALESES. PIENSAN COMO ZURDOS Y VIVEN COMO BURGUESES. ALABAN EL EMPRENDIMIENTO CANADIENSE Y TIENEN UNA ORGANIZACIÓN BOLIVIANA. ADMIRAN EL ORDEN SUIZO Y PRACTICAN UN DESORDEN TUNECINO.

Son ‘Un Misterio’.


 

2- Cortado en jarrito de Agustín Fernández Cronenbold

Marín, te mando un café escrito en un arranque después de lo que pasó con Cobos. No es nada nuevo pero quería escribir. Puede agregarse a alguno de los cafés si te parece.
Un beso.   
 

Política y rating

Todavía no hay –o por lo menos no encontré– mediciones de rating de los canales de cable de noticias de la madrugada del jueves, pero probablemente sean los más altos de la historia para ese segmento. Increíblemente, en esa trasnochada no había un mundial de fútbol jugado en Australia o China sino un fenómeno mucho más viejo y en teoría aburrido: política.
 
Así, y a pesar de los discursos de personajes poco queribles como Carlos Menem o Adolfo Rodríguez Saá, lo público se metió, y con buen rating, otra vez entre los argentinos.
 
Parte de la sociedad volvió a politizarse y, quizás lo más interesante, con signos propios de este siglo. Para empezar, el proceso comenzó con un reclamo concreto que vino primero de instituciones intermedias y no de partidos políticos tradicionales.
 
En tiempos marcados por el trabajo trascendental de ONGs exitosas que se abocan a temas cada vez más concretos, Federación Agraria, Coninagro, Sociedad Rural y Confederaciones Rurales Argentinas –organismos políticos pero no estrictamente partidarios– fueron motores de dos de las más grandes movilizaciones de los últimos tiempos en nuestro país. 
 
Para ello contaron con instrumentos muy propios de esta década, que, en general, se distribuyeron a través de ciudadanos que creyeron en sus postulados. Interminables –y a veces insoportables– cadenas de mails, mensajes de texto vía celular, Facebook y otras comunidades virtuales, chats, blogs y foristas en páginas de Internet de medios tradicionales y no tanto se volvieron en el popurrí 2.0 para que una generación supuestamente apolítica se subiera a una causa.
 
“Compraron a Saadi, venite a la protesta en Sarmiento y Libertador”, invitaba un SMS en Buenos Aires. “Minga nos vamos a poner de rodillas” se llamaba un grupo de Facebook que convocaba al acto de Palermo, mientras que una vaquita al lado de tu nick te posicionaba en el Messenger de MSN. Mientras tanto, los blogs se destacaron por la creatividad y la prueba está en esa gráficas que elogiaron la actitud de Julio Cobos mostrándolo, por ejemplo, como el prócer José de San Martín.  
 
Los medios tradicionales hicieron lo propio, pero, también con rasgos novedosos. Los canales de televisión clave fueron los de noticias y allí hubo mucho material enviado por los ciudadanos en eso que se llama periodismo participativo. También hicieron esas coberturas largas que permitieron descubrir personajes como Alfredo De Angeli, que con el tiempo se volverían trascendentales.
 
Los diarios también se posicionaron bien a través de las actualizaciones constantes para ciudadanos que buscaban siempre las últimas noticias. Los espacios para los comentarios en diarios como La Nación o Perfil se convirtieron en lugares ideales para que aflorara el antikirchnerismo. De las ediciones papel el aporte más importante llegó desde los columnistas, que con su interpretación sobre lo que pasó y lo que viene pusieron a sus notas como las más leídas casi siempre.
 
Si estamos hablando de la vuelta de la política al espacio público (¡qué paradoja!) también incluye a los políticos de profesión, entre los que hubo varios que se lucieron frente a las cámaras. Del partido más parodiado en esta década, el radicalismo, salieron senadores sobrios que defendieron las instituciones como pocos.
 
Seguramente, muchos sabían qué oportunidad tenían al hablar frente a tantos, y varios pensaron en la posibilidad de conseguir más poder con discursos lúcidos cargados de citas. Pero, ¿quién no se sintió bien representado cuando vio por televisión o Internet a ese dubitativo vicepresidente que, nervioso, dijo votar con el corazón a las 4 y media de la mañana de un jueves?

Deja un comentario

Archivado bajo Notas de Australinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s