Prensa, para qué

Por Andrés Lucchini

28 de julio de 2006

¿Eh? ¿Prensa? ¿Para qué?

Mi pregunta es simple, ¿para qué diantres sirve la prensa? Muchos de nosotros trabajamos en esta área de la comunicación y nos ha tocado llamar y molestar hasta el cansancio a periodistas para que te metan una línea de m… (pocos centímetros) de un producto que para nuestro cliente tal vez sea re bueno, pero que para los demás es lo más pedorro del mundo. Cuando pasan 30 días de comenzada la acción y tenés cinco miserables repercusiones sentís que nada depende de vos y tu esfuerzo, sino de miles variables implicadas, como pueden ser la flora intestinal no regularizada con Activia del periodista. 

De mi corta experiencia les puedo decir que, más allá de etapas más o menos comerciales de lo medios (en el verano te ponen una modelo con una Quilmes hasta en el canto de la revista), la cosa cambia un poco con las cuentas que toca llevar, porque con un empresa importante o más bien de servicios no solo vos mandas info, sino que los periodistas también te piden. Con el feedback la prensa se convierte en un juego interesante: manejás una pauta, armas entrevistas, filtras periodistas, o te convertís en referente de un sector. En pocas palabras, te conseguís armas más seguras para empezar a comunicar y para que ya no todo dependa del intestino grueso de nuestro amigo el periodista.

Yo no digo que llegué a esto, pero unos rifles más que antes tengo. Finalmente, uno ya no se preocupa tanto sobre cómo va a conseguir algo y empieza a pensar más el qué conseguir. En mi humilde opinión, cuando se quiere comunicar de forma proactiva (no crisis) se tiene que pensar en el posicionamiento de la empresa, buscando asociar a la misma a esa palabrita mágica y distintiva que nos impone el marketing. En este sentido, y repito en mi opinión, la prensa así como la publicidad responden al marketing, porque si por ejemplo se quiere llegar a una clase alta y ésta ve con buenos ojos la innovación, entonces desde prensa debemos sacar comunicados destacando esta cualidad.

Pero ojo, buscar lo mismo no significa buscarlo con las mismas herramientas, aprovechemos lo distintivo de la prensa para encontrarlo. La prensa ante todo es sinónimo de credibilidad y si conseguimos que a la información de nuestra empresa se le transfiera un tanto de ella, entonces estaremos logrando un buen impacto. No sé si vale o vende más esto que la publicidad que se pudiera hacer (en el sentido de medir la respuesta del consumidor final), pero sí estoy seguro que si esa noticia pareciera una publicidad el periodista la filtraría, rechazaría o directamente parecería un chivo desagradable y evidente. Digo esto, porque si bien somos una pata de marketing, el gerente de esa área no puede pedirnos que nuestras gacetillas parezcan publicidad. No seamos necios la prensa nos da posibilidades: darle rosca a un sector para que la empresa N1 crezca a la par que crece el mercado, generar información creíble para dar una mejor imagen pública en caso de que la empresa se esté presentando en un concurso o licitación, armarse un red de contactos para futuras crisis, etc. Lo importante es dar info noticiable

Deja un comentario

Archivado bajo Notas de Australinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s